Con frecuencia mis pacientes con estrabismo me preguntan: ¿cómo me va a operar? ¿cómo se corrige el estrabismo con la cirugía? Para todos ellos intentaré dar una explicación comprensible.

Lo primero que se debe saber es que el ojo es una esfera que está situada en una cavidad del cráneo, llamada órbita, que la protege. Nosotros vemos solo la parte más anterior, la que dejan al descubierto los párpados. Esta esfera que es el ojo, puede girar, rotando sobre los tres ejes del espacio gracias a unos músculos que van desde los huesos de la órbita hasta el globo ocular. La contracción de estos músculos es lo que hace girar a la esfera y es lo que nosotros vemos como el ojo mira hacia la derecha, izquierda, arriba y abajo.

Los músculos encargados del movimiento del ojo actúan por parejas balanceadas, es decir cuando un músculo se contrae para hacer girar el ojo su pareja debe relajarse para permitir el movimiento. Yo siempre explico a mis pacientes que los ojos se mueven como la cabeza de un caballo en que la cabeza es el globo ocular y las riendas son los músculos, de manera que si quiero que la cabeza del caballo gire hacia le derecha tengo que estirar la rienda de la derecha y soltar la contraria. En el ojo sucede lo mismo si quiere mirar hacia la derecha se contrae el músculo que se sitúa a la derecha del ojo y se relaja el músculo que se sitúa a la izquierda.

Las órdenes para que las parejas musculares se contraigan y se relajen simultáneamente vienen dadas, a través de los nervios, por el cerebro que también las envía al otro ojo para que ambos se muevan al unísono, es decir lo dos ojos miren a la vez a la derecha, a la izquierda hacia arriba o hacia abajo.

Cuando un ojo está desviado, es decir tiene estrabismo, la cirugía lo que hace es cambiar la tracción que realizan esas riendas. Es decir si el ojo derecho está desviado hacia la nariz (hacia su izquierda) la cirugía consiste en tensar el músculo situado a la derecha y aflojar el músculo que está a la izquierda del globo (hacia la nariz) ¡Sencillo!  ¿Verdad?

¿Y cómo se tensan y destensan los músculos?

Para destensar o aflojar un músculo existen diferentes técnicas pero lo más habitual es despegarlo de donde se une al ojo y situarlo más hacia atrás para que se acorte su trayectoria y así quede más relajado y tire menos. Para tensar un músculo y que tire más lo que se hace es acortarlo, bien sea haciéndolo un pliegue o cortándole un trocito.

Otro tema que les preocupa a mis pacientes es por dónde llego a encontrar los músculos, pues bien, aunque existen muchos vídeos de cirugía de estrabismo a veces es difícil para una persona no relacionada con el ámbito sanitario imaginárselo y por otro lado puede causar cierto reparo la visualización de algunas imágenes.

De manera muy simple, la parte anterior del ojo esta cubierta por una membrana semitransparente llamada conjuntiva que impide que veamos los músculos que se sitúan un poco por delante de la mitad de la esfera que representa el ojo. En la cirugía del estrabismo se levanta esa membrana y se llega así al lugar donde los músculos se adhieren al ojo y es en esa zona donde se manipulan mediante suturas muy finas.

Esta cirugía es meticulosa y habitualmente se realiza visualizándolo a través de un microscopio. Es una cirugía con muy poco riesgo de complicaciones pero sin embargo con relativa frecuencia, aproximadamente en un 20% de los casos de estrabismo se requiere más de una intervención para solucionarlo.