El término médico para visión doble es diplopía. Significa que se ve el mismo objeto en dos puntos del espacio diferente y por lo tanto se ve el mismo objeto dos veces. La visión doble es muy incapacitante y cuando aparece de forma súbita requiere una consulta rápida con el oftalmólogo.

Tipos de visión doble

  • Monocular: se presenta tanto con un ojo tapado como con los dos destapados. Puede presentarse en los dos ojos pero es mucho más frecuente que se presente sólo en uno. La persona que lo padece sólo se alivia si se tapa el ojo con el que percibe esa sensación anómala. En general, no se ven dos objetos enteros sino que se ve una doble imagen superpuesta como se existiera un doble perfil. Se nota más en luces. La causa de esta visión doble monocular está en el propio globo ocular ya sea por enfermedades de la córnea, del cristalino o de la retina y dependiendo de ellas tendrá un tratamiento diferente.
  • Binocular: sólo se presenta con los dos ojos abiertos. Si se tapa uno de ellos, cualquiera que sea, desaparece la doble imagen. La diplopía binocular se produce porque los dos ojos no están enfocando en el mismo punto, sino que uno está desviado con respecto al otro, de manera que cada ojo localiza el objeto que el individuo mira en un punto diferente del espacio y por eso el cerebro interpreta que existen dos objetos iguales.

La desviación ocular del ojo derecho de este paciente le ocasiona la visión doble

La causa de la diplopía binocular no está en el globo ocular sino que es una enfermedad del sistema oculomotor. La enfermedad que la causa estará o en los músculos que mueven los ojos o en los nervios que hacen que esos músculos trabajen para mover los ojos. Son muchas las enfermedades que pueden producirlo: traumatismos, problemas vasculares isquémicos,  enfermedades generales como el hipertiroidismo o la miastenia, tumores cerebrales, tumores orbitarios, aneurismas cerebrales, complicaciones de cirugía ocular…

Qué debe hacer usted si tiene visión doble

  • Aguda (es decir ha aparecido de repente): compruebe en primer lugar si desaparece al taparse un ojo, cualquiera de ellos.
    • Si no desaparece (es decir es una diplopía monocular): debe acudir al oftalmólogo. Compruebe que no se haya cambiado las gafas últimamente y si la visón además de doble es de mala calidad.
    • Si desaparece: significa que es un problema de motilidad ocular. Los casos agudos pueden acompañarse de dolor. Si es usted diabético lo más probable es que esa sea la causa. Compruebe si tiene el ojo desviado. Compruebe si la pupila es de diferente tamaño que la del otro ojo. Si es así, acuda urgentemente a un oftalmólogo.
  • Variable: empeora con el cansancio y se acompaña de un párpado más cerrado puede tratarse de una miastenia por lo que además de la exploración oftalmológica requerirá que le vea un neurólogo.
  • Si ha sido progresiva durante semanas meses o años: hay que buscar antecedentes de  hipertiroidismo, intervenciones oculares, traumatismos orbitarios, mala visión, estrabismos infantiles… Aunque también puede tratarse de parálisis parciales de los nervios oculomotores.

Será la exploración que realice el oftalmólogo quién oriente hacia la causa más probable y le solicite las exploraciones pertinentes según su caso.

Tratamiento

Este paciente sufre diplopia ocasionada por la desviación ocular causada por su hipertiroidismo

El tratamiento de la visión doble es el de la causa que la provoca. Una vez esta causa está tratada y la visión doble persiste, si es binocular existen tres posibilidades básicas de tratamiento:

  • Si la desviación es pequeña se puede compensar mediante lentes prismáticas.
  • La toxina botulínica puede ser útil para acelerar la recuperación de una parálisis, para corregir desviaciones pequeñas o para evitar complicaciones en el período de espera hasta una posible cirugía.
  • La intervención quirúrgica sobre los músculos oculomotores será necesaria cuando la desviación existente entre ambos ojos es grande y no se observa una evolución hacia la mejoría.