La enfermería del siglo XXI tiene grandes retos, tanto en el progreso científico como en el tecnológico, que influyen en el desarrollo de la enfermería. Los profesionales de enfermería oftalmológica no somos ajenos a esta realidad.

La enfermería oftalmológica

Se basa en tener conocimientos formativos especializados en oftalmología, tanto en los aspectos médicos y quirúrgicos como en los propios de los cuidados de enfermería (orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud oftalmológica).

Formación continuada

Orientada a mejorar la calidad del proceso asistencial y a garantizar la seguridad

La prueba de Hess Lancaster de la Clínica oftalmológica DYTO

del usuario. Y es que el/la enfermer@ forma parte de un equipo multidisciplinar e interdisciplinar de una especialidad en continuo desarrollo científico y tecnológico.

Competencias

Éstas no sólo se centran en trabajar y conocer las enfermedades oculares. El enfermero también tendrá en sus manos una gran cantidad de instrumental especializado, como angiografos, OCTs, HRTs, campimetros, sinoptóforos y otros instrumentos de alta tecnología, que requieren de un continuo aprendizaje.

¡No podemos perder las nociones básicas/humanas de la enfermería! Corremos el riesgo de que tan alta tecnificación nos impida ver más allá de nuestras pantallas de ordenador, de pasarnos el día pendientes de parámetros, monitorizaciones y todo el conjunto de datos y herramientas, que no son mas que eso: herramientas.

La investigación es otro punto importante, ya que contribuye de gran manera a establecer un fundamento científico para la práctica en la atención de la salud.

El quirófano

La enfermería oftalmológica no se reduce únicmente a la catarata. Hay una diversidad de cirugías relacionadas con la oftalmología como vitrectomias, cirugía de glaucoma, oculoplastias, trasplantes de córnea o cirugía de estrabismo, que hace que la enfermera de quirófano esté siempre alerta, aprendiendo nuevas técnicas y estando al día de los nuevos cuidados quirúrgicos (de la misma manera que la enfermera clínica debe estar al día de las posibles complicaciones y sus tratamientos).

Conclusiones

De nosotros depende que tengamos la merecida consideración. De nuestro rol y nuestro status al que somos acreedores desde los orígenes de la enfermería.